spoofing

¡Ha sido hackeado!

¡Cambie su contraseña inmediatamente! La bandeja de entrada de la aplicación de correo electrónico acababa de decirme que un nuevo mensaje había llegado a mi buzón. Instintivamente, accedí a la ventana de la aplicación con intención de saciar mi curiosidad. Entonces comenzaron mis quebraderos de cabeza. Un e-mail desconcertante La pantalla del portátil indicaba que…